TOP BANNER - LAS NOTICIAS

26 de noviembre de 2015.- Aproximadamente 300 mil personas acudieron a la primera misa pública del papa Francisco en África, mucho menos que el millón y 400 mil que las autoridades kenianas habían pronosticado, según datos de la policía de Nairobi.

Se cree que ello se debió al menos en parte a la intensa lluvia que cayó. Los kenianos habían hecho fila incluso desde las 3 de la madrugada del jueves para intentar obtener un lugar, pero no tenían dónde guarecerse y pronto estaban de pie en enormes charcos lodosos.

Algunos de los kenianos que esperaban ver al papa Francisco en su primera misa pública en África decidieron regresar a sus hogares ante el temor de que se produjera una estampida, debido a la desorganización.

El papa Francisco emitió un fuerte llamado en favor de los valores familiares tradicionales en su primera misa pública en África.

En su homilía, el pontífice exhortó a los kenianos a respaldar a las familias y recibir con beneplácito a los niños como una bendición. Les pidió que resistan las prácticas "que fomentan la arrogancia en los hombres lastiman o degradan a las mujeres y amenazan la vida de los inocentes no nacidos''.

La Iglesia africana está entre las más conservadoras del mundo y los obispos de este continente han estado en primer plano en la insistencia de que las enseñanzas tradicionales de la Iglesia sobre el matrimonio y la sexualidad y su oposición al aborto sean enfatizadas fuertemente. 

Bottom Banner - Visita Galeria